miércoles, 5 de agosto de 2009

Jugar vs contar historias

Llevaba varios días queriendo publicar este post en este blog. Resulta que el jueves de la semana pasada me compré el juego Metal Gear Solid 4 para PS3, y tras una lentíiiiisima instalación empiezo a jugar y... no, quise decir que quería empezar a jugar, pero en realidad no empecé.

Y el motivo es que primero te chupas la presentación. Luego te tragas el inicio "interactivo" en el sentido de que tienes que agacharte (varios minutos de vídeo), arrastrarte (varios minutos de video), levantarte y caminar hacia un lado (varios minutos de video más), salir corriendo para que no te maten (varios minutos más de vídeo) y... no sé, creo que lo dejé ahí. ¿Tiempo que estuve con el juego? algo más de 30 minutos. ¿Tiempo que estuve jugando al juego? Uhm... ¿3? ¿4 minutos tal vez?

Por desgracia, no es la excepción. Tengo también el Valkyría's Chronicles (creo recordar que se escribía así, mis disculpas si no). Por cada página del libro donde se cuenta la historia hay varios episodios donde te narran la historia, del orden de siete u ocho, de los cuales sólo uno (uno solo) es jugable. El resto es para que lo veas lo bonito que es. Y que conste que me parece un gran juego, pero demonios... es que menos jugar haces casi de todo.

Así que... estaba yo pensando sobre el tema, en cómo han cambiado las cosas, y la verdad es que estoy harto de que los juegos ya apenas sean juegos, sino historias interactivas con más o menos acción.

Señores creadores de videojuegos: quiero jugar. ¿Qué parte de esas dos palabras no entienden? Den todo la rienda suelta que quieran a su creatividad, pero déjemne jugar.

1 comentario:

Eltheras Thasconthen dijo...

La mayor decepción que me he llevado yo hasta la fecha ha sido con el "Another Code R" para Wii. Me gusto mucho el de DS con sus acertijos y rompecabezas, pero el de Wii se limitaba a darle al botón A para pasar los textos e ir de un lado a otro para seguir pulsando el botón A.